La entidad de microfinanzas para mujeres de Gambia (GAWFA), con más de 50.000 clientas y Towerplane Advanced Projects SLL, han iniciado un proyecto conjunto para el desarrollo y la implementación de un sistema de gestión y tratamiento informatizado de la información relacionada con sus operaciones de microcréditos, y un mecanismo de Banca Móvil ajustado a las necesidades de esta entidad africana. El proyecto cuenta con financiación de AECID -Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo- y una vez finalizado servirá de base para su aplicación en otros países en vías de desarrollo donde las microfinanzas ya son instrumento útil de alivio de la pobreza.

Para Towerplane supone, como empresa de la economía social, un avance en la colaboración con otras entidades internacionales que tienen como objetivo central de su acción el bienestar de las personas y el desarrollo de los derechos más básicos, en ejercicio de su responsabilidad social empresarial.

Una muestra de la importancia a nivel mundial de las microfinanzas la tiene la reciente celebración en Valladolid de la V Cumbre Mundial del Microcrédito, donde se ha constatado, una vez más, la importancia de estos instrumentos financieros para la lucha contra la pobreza.

Durante la cumbre y en un encuentro de SM la Reina con más de 1.000 estudiantes, el premio Nobel de la paz Muhammad Yunus apuntó el uso de las nuevas tecnologías como herramienta de transformación social, Sois la nueva generación de la esperanza y contáis con el conocimiento y las nuevas tecnologías que os ayudarán a transformar la sociedad” señalando también que “los microcréditos representan una oportunidad social y económica para las personas que sobreviven entre la pobreza”.

Dadas las nuevas opciones que ofrece el incesante avance de las telecomunicaciones y la informática, con la adopción generalizada de los dispositivos móviles entre la población y tratamiento de datos a costes ajustados, la integración de estos mecanismos pueden favorecer y contribuir al desarrollo social y económico de los países de manera muy significativa, desde la provisión de servicios básicos de educación y salud, al fomento de la participación y la gobernabilidad democrática, y por supuesto, a la creación de condiciones favorables para las transacciones económicas y comerciales.

Logo AECID